Parque Nacional Manuel Antonio en Costa Rica

Playa Ocotal en Costa Rica
El Golfo de Papagayo y la Península de Nicoya en Costa Rica
16 marzo, 2017
Delfines en el P.N. Marino Ballena en Costa Rica
El P.N. Marino Ballena en Costa Rica y la vuelta a casa
24 marzo, 2017
Mostrar todo

Parque Nacional Manuel Antonio en Costa Rica

Un perezoso en el P.N. Manuel Antonio en Costa Rica

El Parque Nacional Manuel Antonio situado a 157 kilómetros de la capital del país es el más pequeño en cuanto a extensión terrestre con apenas 683 Hectáreas. Es un maravilloso sitio en el que disfrutar de unas increíbles playas de arena blanca, acantilados, una fauna muy variada y diversos bosques húmedos.

Esperamos un par de horas en el puerto de Paquera a que llegara nuestro ferry. Era de un tamaño mediano y transportaba personas y vehículos. El precio fueron 810 C. por adulto y 6.800 por el coche. Tardamos una hora en llegar a Puntarenas y como ya se estaba haciendo de noche decidimos parar en Jacó a unos 75 kilómetros de donde nos había dejado el ferry. La principal razón fue porque en un tramo de oscuridad total nos encontramos de frente con unos pivotes en medio de la carretera y justo detrás una máquina enorme de asfaltado. No había ningún tipo de señalización ni una mísera luz que alumbrara la máquina. Y como en Túnez unos años antes, los mismos integrantes más otro amigo que esta vez no se había apuntado al viaje, habíamos siniestrado un coche por algo muy parecido, no lo pensamos ni un segundo y empezamos a buscar alojamiento por el pueblo.

Jacó

El primer sitio que miramos fue en el que nos quedamos. “A.C.A. Chuck Cabinas”, 30$, por una habitación bastante grande con baño dentro, limpia y 3 camas enormes de matrimonio. Jacó se veía que era otro pequeño pueblo del Pacífico orientado al turismo y sobre todo al surf.

Mitglieder
Ferry a Puntarenas
Mitglieder
Puesta de sol
Mitglieder
Jacó
Mitglieder
Playa Hermosa
Mitglieder
Playa Herradura
Playa Hermosa
Mitglieder
Playa Herradura
Mitglieder
Cabinas en Jacó

Salimos a cenar y encontramos un italiano con buena pinta. Estuvo todo delicioso, aunque probablemente fue porque la pasta la debieron traer de la mismísima Italia debido al “poco” tiempo que tardaron en servirnos. Más de una hora y es probable que me quede corto.

Después fuimos hasta un bar en el que había un grupo de rock tocando en directo buenas versiones. La cerveza costaba 800 C. de los sitios más baratos hasta entonces. Y recordando viejos tiempos camboyanos echamos unas partidas de billar demostrando que Paul Newman todavía seguía en forma 😉

“On the road again”, continuamos descendiendo por la costa del Pacífico hasta el Parque Nacional Manuel Antonio, aunque antes hicimos unas pequeñas paradas en Playa Herradura, la cuál era bastante cutre, y en playa Hermosa. Esta última si que era chula. Había poca gente, con unas olas muy buenas, el agua estaba limpia y era muy larga. Aprovechamos para tomarnos nuestro zumo diario acompañado de unas galletas.

Al llegar a Quepos que era donde iba a estar nuestro campo base decidimos seguir hasta el Parque y más tarde buscaríamos alojamiento, ya que era domingo y los lunes el parque estaba cerrado, con lo que para Gorka era el último día de poder verlo.

P.N. Manuel Antonio

Poco antes de la entrada principal hay unas cuantas personas con chalecos reflectantes y silbatos que te dicen que aparques por donde están ellos, nosotros no les hicimos ni caso y llegamos hasta casi la misma puerta en donde había un parking. Allí pagamos 2.000 C. por dejar el coche. Nos imaginamos que haciendo caso a los tipos del silbato, a parte de dejarlo bastante más lejos, el precio a pagar sería considerablemente más alto.

Mitglieder
Entrada al parque
Mitglieder
Monos no muy amistosos
Mitglieder
Playas gemelas
Mitglieder
Enjambre enorme
Mitglieder
Playas gemelas
Sendero del mirador
Mitglieder
Vistas del parque
Mitglieder
Perezoso

La entrada al parque eran 16$ y a las 16:00 cerraban, así que teníamos que exprimir el tiempo al máximo. Intentamos hacernos pasar por Ticos para pagar sólo 1.600 C. , pero la piel no nos había dado tiempo a ponerla lo suficientemente morena como para poder despistarles.

En el parque había unos cuantos senderos para ver la flora y la fauna y al final casi siempre con acceso a preciosas playas o a zonas de acantilados con unas vistas espectaculares.

El primero que hicimos fue el de playas gemelas, que eran 1,6 kilómetros y acababa en una cala muy chula con rocas a los lados. Aunque el agua estaba un poco sucia de papeles por lo guarra que es la gente, bañándose más al fondo se omitía ese problema. Después hicimos el sendero del mirador, 1,3 kilómetros cuesta arriba. Nos pegamos una sudada increíble porque aunque el sol no penetraba el bosque húmedo por el que íbamos, como su propio nombre indicaba había una humedad de la leche. Desde arriba del todo había unas vistas impresionantes del mar y la costa con sus acantilados.

Al bajar fuimos testigos de los lentos movimientos de los que hacen gala los perezosos. En la vida habíamos visto uno y nos impresionó mucho verlo tan cerca. Vista hace poco la película de Zootrópolis no pude dejar de reírme durante un buen rato precisamente con la escena del perezoso.

Mitglieder
Sendero Manuel Antonio
Mitglieder
Bosque húmedo
Mitglieder
Playa Manuel Antonio
Mitglieder
Cangrejo rojo
Mitglieder
Playa Manuel Antonio
Baño solitario
Mitglieder
Punta catedral
Mitglieder
Playa espadilla sur

Llegamos hasta la playa Manuel Antonio. Era increíble, parecía sacada de una postal o de un salvapantallas. Arena blanca, agua transparente, rodeada de palmeras y con poco más de 10 personas. Nos pasamos buena parte del día a remojo en aquel paraíso. Por último, hicimos el sendero punta catedral que rodeaba el fondo del parque y daba a la playa Espadilla sur. Era tan impresionante o más que la anterior.

El parque cerraba a las 16:00, pero no estábamos dispuestos a abandonarlo por voluntad propia, así que hasta que no vino el guarda a echarnos, allí que seguimos disfrutando de esas maravillas de playas.

A la salida había como un lago con un cartel en el que se prohibía el baño porque había caimanes. Aprovechando al guarda que nos acompañaba para echarnos de una patada en el culo, le preguntamos a ver si era cierto. Nos explicó que en temporada de lluvias, ese lago se junta con un río que viene del interior en el cuál hay caimanes y a su vez, este se junta con el mar, por lo que no es extraño ver muchas veces caimanes por la playa. Vamos que nos dejó muy tranquilos para bañarnos a gusto los siguiente días.

Estiramos lo poco que quedaba de sol en la playa que había fuera del parque y seguido nos volvimos a Quepos a buscar alojamiento. Preguntamos en unas que se llamaban “Cabinas piscis” y tenían un aspecto bastante tétrico, nos pedía 30$. Pero decidimos buscar algo más decente. Y cerca de allí dimos con el “Hotel Coco beach”, con camas de matrimonio, aire acondicionado, baño privado y televisión y sólo eran 5$ dólares más caro. Así que descargamos todo del coche y allí que nos quedamos.

Mitglieder
Pura Vida
Mitglieder
Cuidado cocodrilos
Mitglieder
Quepos
Mitglieder
Playa en Quepos
Mitglieder
Típico autobús
Alojamiento en Quepos
Mitglieder
Restaurante en Quepos
Mitglieder
Playas gemelas

Salimos a cenar a un sitio al lado de la estación de autobuses que nos lo recomendó una chica a la que preguntamos en el pueblo y la verdad es que acertó tanto en lo sabroso de la comida como en el precio a pagar. Y viendo que aquello estaba muerto decidimos volver a la habitación y descansar hasta el día siguiente con la televisión que hacía más de 10 días que no sabíamos nada de ella.

El último día de Gorka en Costa Rica fue el más tranquilo de todo el viaje. Nos dedicamos a vegetar, ir a la playa, bañarnos, tomar el sol, comer y dar una vuelta por el pueblo para hacer unas pequeñas comprillas. Precisamente por la tarde mientras estábamos en una tienda, habíamos dejado el coche aparcado en la carretera enfrente de donde estábamos. Cuando me acerqué a dejar unas bolsas, veo que un hombre se me acerca y me dice que tengo que pagar una multa de 10.000 C. por aparcar mal. Yo creía que era el típico jeta que quería sacarse un dinero extra, pero me fijé bien y ví que en el parabrisas había un trocito de papel y que el hombre tenía una placa como de policía. Lo cogí y en efecto nos habían puesto una multa por aparcar mal. Me intenté excusar pero el hombre no daba su brazo a torcer, le dije que esperase a que viniesen mis amigos que yo no tenía dinero para pagarla y mientras charlábamos salió el tema de que parte de España éramos exactamente. Al decirle de Bilbao le sonó a chino, lo cuál me pareció raro 😉 , pero al decirle del País Vasco, el hombre se vino arriba…”Aaahhhhh Vascos!!!!! Yo tengo unos amigos que se han ido a vivir allí ……” Se quedó unos segundos como pensativo, cogió la multa de mi mano y la rompió en pequeños pedazos. “Venga amigo olvídate de la multa, pero me debes una …..” y yo ” eehhhhh, si sí, por supuesto no lo dudes…” Me despedí de él y en cuanto salieron Gorka y Edu nos largamos rápido de allí por si acaso se arrepentía.

Para cenar decidimos hacerlo en el hotel y se lo dijimos a la dueña, ya que había un cartel en el que decía que había que avisar con antelación. Nos fuimos a la habitación a tumbarnos un poco, leer y ver la tele. Y sobre las 20:30 bajamos a cenar. Al entrar en el comedor vemos que eso estaba todo vacío. Se nos acerca el guarda y nos dice que la jefa se había ido a su casa que se había cansado de esperarnos. Nosotros sorprendidos le decimos que es incluso pronto todavía, pero el nos dice que allí lo normal es de 17:00 a 18:00 de la tarde. Venga ya!!!! Si a esa hora casi ni habíamos comido. Así que volvimos a donde el día anterior y degustamos otros sabrosos platos.

B.F.F.F

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.