Organizamos tus viajes a Egipto

Asesoramiento técnico, cultural y legal para que puedas viajar a Egipto diferente y de forma independiente. Recorre todo Egipto con VIAJES IKERTANOA a través de los relatos de nuestros viajes, recopila toda la información que ofrecemos de todos los destinos que hemos visitado. Y si aún así no tienes suficiente, cuéntanos en qué te podemos ayudar antes, durante y después de realizar tus viajes.

Podemos organizarte un viaje a Egipto completo totalmente personalizado, pensado sólo para ti en función de tus gustos, necesidades, tiempo disponible y presupuesto.


Año 12, segundo mes de [Peret, día 8], (bajo la majestad de) el rey de Egipto, [quien vive] en Maat, señor de las Dos Tierras Neferkheperura Uaenra, el hijo de Ra, quien vive en Maat, señor de las apariciones oficiales, Akhenaton - ¡larga vida! -, y la gran esposa real, su amada, Neferneferuaton- [Nefertiti] - ¡que viva por siempre [jamás]! -. Aparición oficial de [su majestad] sobre el trono de su augusto padre el Aton, quien vive en Maat. Los jefes de todos las tierras extranjeras están presentando [los productos al rey] y solicitando la paz que él otorga para respirar el aliento de vida.

Presentación del tributo de los países extranjeros, Tumba de Meryra (II), Amarna

Situadas en un farallón rocoso, se encuentran divididas por un barranco en dos grupos

LAS TUMBAS NORTE DE AMARNA

Las Tumbas Norte de Amarna agrupan a algunos de los principales personajes de la corte de Akhenaton. Te ofrecemos asesoramiento técnico, cultural y legal en tus viajes a Amarna para visitar con seguridad y tranquilidad las tumbas norte de este enclave arqueológico.

LAS TUMBAS NORTE DE AMARNA

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LAS TUMBAS

Las tumbas norte de Amarna en Google Earth, guía para tus viajes al Egipto Medio con Viajes Ikertanoa.

INTRODUCCIÓN

La necrópolis de Amarna fue visitada, por primera vez, por Wilkinson. Sin embargo, las tumbas de la zona sur debían estar cubiertas por la arena ya que su trabajo se centra en las tumbas norte y en especial en la de Meryra. Posteriormente, fueron Hay, Nestor, L´Hote y Lepsius los que continuaron con el estudio de la necrópolis, destacando a L´Hote por haber incluido en su trabajo gran cantidad de notas junto a las inscripciones jeroglíficas.

A partir de 1883, Maspero comenzó los trabajos de limpieza de las tumbas sur, la mayoría de las cuales permanecían aún bajo la arena. Los descubrimientos fueron publicados por Bouriant, Grébaut y Daressy. Los trabajos de documentación más “modernos”, comprendidos entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, se los debemos a Newberry, Petrie y a Davies.

La necrópolis norte está dividida por un barranco. Más al norte están las tumbas números 1 y 2. Al otro lado del barranco están las números 3, 4 y 5. Fue Lepsius el primero que las numeró pero la que hemos referido, que es la actual, se debe a Davies. Además de éstas, hay otras más pequeñas sin inscripciones y de propietario desconocido que Davies considero como subsidiarias de las mayores, por lo que las clasificó con el número de la precedente y una letra para distinguirlas entre ellas. De esta forma, en la necrópolis norte tenemos las siguientes tumbas, comenzando por aquéllas que se encuentran más al norte:

  • Número 1A.- Propietario desconocido.
  • Número 1B.- Propietario desconocido.
  • Número 1.- Huya.
  • Número 2.- Meryra (II).
  • Números 3A a 3F.- Propietarios desconocidos.
  • Número 3.- Ahmes.
  • Número 4.- Meryra (I).
  • Número 5.- Penthu.
  • Números 6A a 6C.- Propietarios desconocidos.
  • Número 6.- Panehesy.
  • Número 6D.- Propietario desconocido.

En cuanto a la datación, tan sólo reseñarlo ya que se encuentra explicado más abajo. Al carecer de fechas estas tumbas, los criterios de datación son los que siguen:

  • Hechos históricos representados. Uno fundamental queda recogido en las tumbas de Meryra (II) y en la de Huya, que muestra la recepción real organizada para recibir a numerosos embajadores extranjeros fechada en el año 12.
  • Representación de las hijas de Akhenaton y Nefertiti. Conociendo el año aproximado en que nacieron las seis, en función de que en las escenas se muestre a todas o varias de ellas es posible fechar, al menos orientativamente, el momento en que se estaba trabajando en la tumba.
  • La titulatura real del Aton y la iconografía utilizada en relación a otros dioses.

Por otra parte hay que tener en cuenta que las tumbas eran un signo de proximidad al rey y revelaba la adhesión al nuevo orden establecido por Akhenaton. Estos oficiales parece que provenían tanto de Tebas como de Menfis; la administración efectiva se encontraba en Menfis, por lo que probablemente la mayor parte de los oficiales proviniesen de esa ciudad, a los que se podrían haber juntado los oficiales restantes y la población de Tebas. La mayoría de las tumbas están inacabadas, por lo que lo más probable es que cada uno de ellos fuese enterrado en su lugar de origen y, de hecho, así lo deseasen la mayoría. Esto explica el que el número de tumbas sea muy inferior al número de oficiales encargados de la burocracia y miembros de la administración de Akhetaton. Barry J. Kemp ha calculado que la cantidad de oficiales que se hubiesen procurado un sepulcro para ellos y sus familias sería de unos 240. Sin embargo, tan sólo se había comenzado a trabajar en 43 y de entre ellas, únicamente unos 25 lograron un avance considerable en el trabajo realizado (Kemp, 1992, 357).

PROGRAMA DECORATIVO DE LAS TUMBAS NORTE

En cuanto al programa decorativo, podemos hacer varias clasificaciones:

A. Por la temática de las escenas principales y subsidiarias.

  • Escenas de la vida cotidiana (Friso inferior como escenas independientes. Representación de la ciudad central en la tumba de Meryra (I).
  • Actos oficiales de la familia real (Visita a los templos).
  • Vida cotidiana de la familia real (Comiendo o bebiendo. Tumba de Huya).
  • Escenas conmemorativas (Visita de Tiy a Akhetaton. Tumba de Huya).
  • Escenas de carácter histórico (Recepción de los tributos de países extranjeros del año 12. Tumbas de Huya y Meryra (II).
  • Escenas funerarias (Banquete y procesión funeraria; Tumba de Huya. ¿Banquete? en Tumba de Panehesy).
  • El difunto ejercitando las labores propias de su cargo (Supervisión de los talleres, en la tumba de Huya. Provisión de ofrendas a Ajenaton en la escena de adoración al Aton, en la tumba de Meryra (I).

B. Por los protagonistas y sus actitudes:

B.1 El difunto acompañado de la familia real:

  • Sirviéndole, ejercitando funciones de su cargo.
  • Siendo recompensado (Escena ineludible en todas las tumbas. El propietario es recompensado con collares de oro y otros productos que son registrados por los escribas).
  • Presentando a emisarios extranjeros.
  • Como parte de la comitiva real o escolta de la familia real.

B.2 El difunto solo:

  • Ejercitando funciones propias de su cargo.
  • Junto a himnos y plegarias al Aton (En dinteles, como en la tumba de Meryra (I), y en las caras interiores de las jambas de puertas y portales de acceso a la tumba y a las salas de la misma).
  • Junto a miembros de su familia.
  • En rituales funerarios (Sólo en las tumbas de Huya y Panehesy).
  • Aclamado tras su recompensa (Tumba de Meryra (I).
  • En el nombramiento de alguno de sus cargos Tumba de Meryra (I).

B.3 La familia real:

  • Adorando al Aton.
  • Recepciones oficiales.
  • Acontecimientos de relevancia familiar.
  • Visitas a los templos.
  • En actitudes cotidianas.

C.- Por los personajes:

C.1 La familia real:

  • Akhenaton y Nefertiti con todas o algunas de sus hijas: Meritaton, Meketaton, Ankhesenpaaton, Neferneferuaton, Neferneferura y Setepenera.
  • Amenhotep III (Tumba de Huya) y Tiy, padres de Akhenaton, y su hija Baketaton.

C.2 Los difuntos propietarios de su tumba:

  • Huya.
  • Merura (II).
  • Ahmose.
  • Meryra (I).
  • Penthu.

C.3 La familia del difunto (No es muy habitual; sólo en las tumbas de Huya y Panehesy).

  • Grupos de soldados egipcios y extranjeros.
  • Embajadores o emisarios extranjeros.
  • Servidumbre real y privada. Niñeras.
  • Esclavos extranjeros (Tumbas de Huya y Meryra (II).
  • Personal de los templos.
  • Oficiales. Escribas.
  • Población de Akhetaton: Artesanos, comerciantes, cebadores de ganado.
  • Músicos.

D.- Marcos en los que se desarrollan la acción principal y las subsidiarias, dentro de la ciudad de Akhetaton:

  • Los Templos y santuarios.
  • La Casa del Rey: baldaquín en el patio.
  • La Ventana de las Apariciones.
  • Las residencias privadas.
  • La ciudad. Vías reales.

SIGNIFICADO DE LAS REPRESENTACIONES

AKHENATON COMO PERSONIFICACIÓN DEL ATON

El protagonista absoluto de toda la tumba es el propio rey y su familia, esencialmente su esposa, de ahí el tamaño de sus figuras. Si así lo consideramos, lo que desconocemos es si lo fue por imposición, por temor o simplemente por un fervor religioso o respeto hacia el líder; hay que tener en cuenta que, como hemos señalado más arriba, la construcción de las tumbas en Akhetaton era un signo de proximidad al rey y revelaba la adhesión al nuevo orden establecido por Akhenaton.

Por otra parte, aunque sí es cierto que mucha de las representaciones difieren de aquéllas tumbas tebanas de esta misma dinastía, quizá en esencia tengan alguna analogía. En las tumbas tebanas de la XVIII Dinastía, muchas de las “escenas de la vida cotidiana”, no son tales; algunas pueden estar en estrecha conexión con el ritual funerario como puede ser la construcción de camas y otro mobiliario en los talleres, como por ejemplo el Papiro Ramesseum E. (2.000-1650 a.C.) cuyo origen podría retrotraerse al Reino Antiguo, y otras con las concepciones religiosas por el excesivo idealismo, como las escenas de caza y pesca y los banquetes. Como apunta Manniche (1989, 31), “La tumba era también un monumento al difunto, un medio por el que era capaz de inmortalizar la parte más importante de su vida”, y la persona más relevante de la vida de un oficial o de una persona que mantuviese estrecho contacto asiduo con él, era precisamente éste. Por ese motivo, la figura del monarca es la de mayor tamaño representada en las paredes de la capilla de la tumba, por lo que personas cuyo oficio no las relacionaba con el rey obviaban esta escena; es más, normalmente estas escenas eran representadas en la sala transversal (exterior), bajo un baldaquín, recibiendo en muchas ocasiones los respetos del difunto.

Por otra parte, en las tumbas norte de Amarna también hay escenas similares a las de la “vida cotidiana” de las tumbas tebanas y un ejemplo es el friso inferior de la sala exterior en la tumba de Huya, en la que se muestran escenas agrícolas, caza de aves y pesca, aunque en la actualidad se encuentren muy deterioradas.

Resulta fundamental entender que Akhenaton no era sólo el monarca y, que a diferencia de cualquier otro rey, no es que fuese el Horus viviente como monarca que era, sino que Akhenaton era el cuerpo del dios Aton. Del Aton, como ya hemos explicado, tan sólo eran factibles sus efectos: la luz, la vida, el calor, etc., pero nadie conocía al Aton directamente, sólo Uaenra (Neferkheperura Uaenra, Akhenaton) le conoce. Akhenaton es el intermediario necesario para llegar a aquél, la manifestación del Aton, y a Nefertiti se le puede considerar como su complemento femenino, formando así una tríada entre el Aton, Akhenaton y Nefertiti.

Como consecuencia, nos encontramos en las tumbas que desarrollaremos a continuación con varias escenas ya descritas y que ahora se pueden plantear en otros términos:

Si Akhenaton era la manifestación del dios y a ese dios no se podía acceder nada más que a través de su persona, las escenas de recompensa del difunto pueden sustituir a las del juicio ante Osiris: no es necesario pesar el corazón del difunto ante un dios, ya que es el propio dios a través de su manifestación visible quien reconoce al difunto en vida sus méritos y comportamiento correcto. Las escenas de Akhenaton y Nefertiti adorando al Aton, van acompañadas normalmente del difunto que ejerce las funciones de su cargo, como puede ser el proveer de ofrendas al propio rey; estando presente en ese acto de adoración y participando activamente en el mismo, el propietario de la tumba indirectamente está en contacto con ese dios, por lo que las libaciones, el incienso, la comida y las flores puede entenderse que han sido también ofrecidas por él mismo al Aton.

El momento de ensalzar su vida personal mediante la inmortalización de hechos de relevancia acontecidos en su vida, también podría verse en la escena de la presentación de tributos extranjeros fechada en el año 12; un acontecimiento lo suficientemente importante como para representarlo en una pared completa de dos tumbas, fechado, y en el que también se encuentra presente el difunto.

A mayor abundamiento, las únicas dos capillas propiamente dichas que se encuentran decoradas, las tumbas de Huya y Panehesy, recogen en sus muros las escenas del banquete funerario, la procesión fúnebre con detalle del mobiliario, el difunto momificado y las típicas plañideras. Que las demás tumbas no hayan llegado a finalizarse hasta el punto de carecer de decoración en la capilla, no significa que aquéllas no pudieran gozar de las mismas escenas.

Si, como sabemos, las concepciones religiosas de Akhenaton no resultan tan novedosas, ahora podemos inclinarnos a pensar que quizá determinadas escenas que hasta ahora han sido consideradas como una clara propaganda de las actividades de un carismático líder cualquiera mostrando un protagonismo exacerbado de Akhenaton, puedan tener un simbolismo semejante a las plasmadas en la orilla occidental de la antigua Tebas.

Bibliografía

Kemp, B. J. (1992): El Antiguo Egipto. Anatomía de una Civilización, Barcelona.

Manniche, L. (1989): The Tombs of the Nobles at Luxor, El Cairo.

© Artículo: M. Teresa Soria Trastoy - Agosto 2003.
Artículo autorizado para estar publicado única y exclusivamente en este website de Viajes Ikertanoa.

Recomendación:
Actualizaciones, nuevas interpretaciones, trabajos arqueológicos y publicaciones en: amarnaproject.com.

DESCRIPCIÓN DE LAS TUMBAS NORTE DE AMARNA

TODAS LAS TUMBAS NORTE EXPLICADAS CON DETALLE PARA USAR COMO GUÍA EN TUS VIAJES

TUMBA DE HUYA (N.1)


La Tumba de Huya se encuentra dentro del primer grupo de las tumbas de la zona norte de Amarna, junto a la de Meryra (II).

TUMBA DE MERYRA (II) (N.2)


La Tumba de Meryra (II) se encuentra dentro del primer grupo de las tumbas de la zona norte de Amarna, junto a la de Huya.

TUMBA DE AHMES (N.3)


La tumba de Ahmes se encuentra a poca distancia al oeste de la tumba de Meryra (I) en las tumbas de la zona norte de Amarna.

TUMBA DE MERYRA (I) (N.4)


La tumba de Meryra (I) está situada en el segundo grupo de las tumbas de la zona norte entre la de Penthu y la de Ahmes.

TUMBA DE PENTHU (N.5)


La tumba de Penthu se encuentra al sur de la perteneciente a Meryra (I) , en la misma colina del segundo grupo de las tumbas norte.

TUMBA DE PANEHESY (N.6)


La tumba de Panehesy se encuentra en las tumbas de la zona norte de Amarna; es la última al terminar el camino de la colina.

VIAJES AL EGIPTO MEDIO CON VIAJES IKERTANOA

NUESTRA ORGANIZACIÓN, ASESORAMIENTO Y NUESTROS VIAJES A EGIPTO RECOMENDADOS POR LA PRESTIGIOSA REVISTA DE VIAJES CONDÉ NAST TRAVELER

LAS TUMBAS NORTE DE AMARNA EN EL MAPA

PARA QUE PUEDAS LOCALIZARLAS POR TI MISMO CUANDO VIAJES A AMARNA

 

¿Quieres conocer el mundo
como nunca habías imaginado?

separator-ikertanoa-ninios-en-playa-surf
NO ESPERES MÁS