De Egilsstadir a Skinnastadur en Islandia

De Djúpivogur a Egilsstadir en Islandia
11 octubre, 2018
La región de Mývatn en Islandia
13 noviembre, 2018
Mostrar todo

De Egilsstadir a Skinnastadur en Islandia

Nuestras siguientes etapas nos llevarían a recorrer la zona norte del país. Si lo que vimos en el sur se nos quedaría grabado en nuestra memoria para siempre, lo que nos deparaba el norte no iba a quedarse a la zaga.

Tras una noche apacible y de buen sueño, nuestra idea era levantarnos sin prisa, pero para las 8:00 ya estábamos en marcha. Desayunamos tranquilamente en el hostel viendo como habían quedado las calles después de la intensa nevada que había caído durante la noche. Mientras recogíamos las mochilas, los críos aprovecharon para salir a la soleada pero fría mañana y pasárselo en grande tirándose bolas y retozándose por la nieve sin parar.

Mitglieder
Ring road de Egilsstadir a Stórhólmavatn
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Esta jornada nos llevaría hasta Skinnastadur, un pueblo cerca de la costa norte y de una de las más increíbles cascadas de Islandia, Dettifoss. Aunque íbamos sorteando el mal tiempo, era una pasada la suerte que estábamos teniendo, muchas carreteras seguían cerradas y eso hacía que tuviéramos que desviarnos del itinerario previamente trazado. La zona de la costa estaba más despejada y con más carreteras abiertas, así que a la altura de la número 85, nos desviamos hacia allí, e hicimos el resto del camino hasta Skinnastadur por esa misma carretera. La 1, la principal, tenía un tramo cerrado. Nos supusieron unos cuántos kilómetros de más, pero también el disfrutar de los paisajes costeros que eran increíbles.

Mitglieder
Carretera hasta Skinnastadur por la costa
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Si la vida humana que habíamos visto una vez dejada la zona sur de la isla había ido disminuyendo, por donde estábamos yendo parecía que se había extinguido por completo. En los 300 kilómetros que hicimos por carretera entre un punto y otro, sin tener en cuenta las ciudades, creo que podríamos contar con los dedos de las manos los coches con los que nos cruzamos. Lógicamente esto le daba un toque todavía mayor de aventura y grandeza a este maravilloso lugar.

Como había dicho, no es que hubiera un anticiclón que se había quedado instalado en el país, sino que el mal tiempo nos iba esquivando a nosotros, o nosotros a él 😉 El sol calentaba, pero se notaba que estábamos en el norte. Llegamos a alcanzar los -13,5ºC y no bajamos en todo el recorrido de los -10ºC. Cuando se ponía una diminuta nube pasajera delante del sol, los dientes castañeaban sin parar.

Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Paramos a comer unos bocatas en una playa desierta con un entorno increíble. El agua que estaba cercana a la orilla estaba completamente helada. Iker y Noa alucinaban y se lo pasaban pipa con sus palos de monte intentando partir el hielo. Sin duda estaba siendo una experiencia increíble para ellos también.

Sobre las 17:00 llegamos al pueblo donde estaba nuestro alojamiento, pero como todavía era pronto y quedaban unas horas para que anocheciera, decidimos acercarnos hasta los Asbyrgi Cliffs. Una garganta de 3,5 kilómetros de largo y 1 de ancho. En algunas zonas, las enormes paredes verticales llenas de pájaros revoloteando, se alzaban a más de 100 metros de altura. Había un pequeño aparcamiento después de atravesar una estrecha carretera. Dejamos allí el coche y caminamos por un sendero bien señalizado hasta Botnstjörn, un estanque en la parte alta de los acantilados.

Mitglieder
Asbyrgi Cliffs
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Cuando llegamos, nos encontramos con que el lago estaba completamente helado. En un principio, nos acercamos temerosos a la esquina para ver si era resistente. Finalmente, acabamos tirándonos por el hielo y resbalando varios metros sin parar de jugar, para terminar bailando el famoso lago de los cisnes. Tuvimos un pequeño percance y fue el golpetón que Iker se pegó en la cabeza al caerse en uno de esos bailes. El lado positivo era que teníamos frío y hielo de sobra para ponerle en el pápardo para que no se le hinchara 😎

El frío se nos iba metiendo en el cuerpo ya que el sol había desaparecido entre los acantilados. Así que decidimos terminar el día con un final que había sido totalmente inesperado. Llegamos al alojamiento, Dettifoss Guesthouse, 136 €. Era una casa enorme alargada, estilo barracón, situada en el medio de la nada. Un par de casas cercanas y una chula iglesia rodeada de las montañas heladas. Eso sí, el interior era precioso. Teníamos una habitación con tres camas bastante cómodas, los baños eran compartidos y había una cocina totalmente equipada y un comedor muy grande. Como nos supusimos éramos los únicos alojados en el hostel. La dueña muy maja nos explicó un poco todo y desapareció del lugar. Nos dijo algo que nos hizo alegrarnos y era que el día anterior habían visto las “Northern lights”, como la llamaban allí o la Aurora boreal como la llamamos nosotros.

Mitglieder
Skinnastadur
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Después de preparar la cena Usu y yo nos fuimos a dar un paseo por la nada, qué relax y qué paz…..mientras los enanos se quedaron viendo una peli de Mr. Bean en la tele. La puesta de sol fue maravillosa y el cielo despejado lleno de estrellas presagiaba que esta vez íbamos a tener suerte.

Alargamos el día para sobre las 22:30 salir al exterior a ver si divisábamos a la escurridiza Aurora. Pero así como con el tiempo estábamos teniendo mucha suerte, con esta tía no había manera. Una hora después, completamente helados y desanimados nos volvimos al interior de nuestro calentito alojamiento a dormir después de otro completo día.

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.