De Skogar a Kirkjubæjarklaustur en Islandia.

De Hella a Skogar en Islandia
8 junio, 2018
¡¡¡¡¡A SEGUIR DISFRUTANDO DE LA VIDA!!!!!
9 julio, 2018
Mostrar todo

De Skogar a Kirkjubæjarklaustur en Islandia.

Tras dejar atrás el Círculo Dorado, la parte más turística de Islandia, continuamos nuestro viaje por el sur de la isla hacia el este, donde seguimos disfrutando de maravillosos paisajes. Mientras más nos alejábamos de la capital más salvaje, agreste y genuino se iba convirtiendo esta experiencia.

Pasado el susto del día anterior y con la lección bien aprendida comenzamos un nuevo día el cuál prometía bastante. La noche fue plácida, salvo por las tres veces que me levanté para ver si aparecía la Aurora Boreal, pero que no tenía muchas ganas de dejarse ver.

Al ser muy pronto, en vez de desayunar decidimos ir a ver la lengua glaciar Sólheimajökull, situada a 10 kilómetros de nuestro alojamiento cogiendo un desvío de la carretera principal hacia la 221. Tal y como suponíamos, estuvimos solos. A esas horas pocos chalados más podría haber. Recorrimos andando como un kilómetro por una zona pedregosa y árida, hasta llegar a la impresionante lengua del glaciar. Como el sol todavía no había hecho acto de presencia, los colores del glaciar no eran muy chulos, pero después de las millones de fotos que nos estuvimos sacando, un pequeño resquicio de cielo azul permitió que el sol golpeara parte del hielo, convirtiéndolo en un color azul precioso.

Mitglieder
La lengua glaciar Sólheimajökull
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

De vuelta al aparcamiento empezamos a encontrarnos con algunos excursionistas, que se estaban preparando para hacer la caminata por el glaciar.

Como se nos había hecho bastante tarde deleitándonos en el Sólheimajökull, tuvimos que hacer un desayuno express ya que a las 10:00 nos echaban y habíamos pasado la hora límite. Recogimos todos los bártulos y antes de ponernos en marcha, nos acercamos hasta la cascada de Skógafoss, que la teníamos al lado del hotel pero como cuando llegamos llovía mucho, la habíamos dejado para ver con calma al día siguiente.

Con 62 metros de caída, era otra maravilla de la naturaleza. Al lado derecho había unas escaleras que permitían llegar hasta la zona superior donde comenzaba la caída. Creo recordar que Iker contó más de 300. Noa y Usu nos esperaron debajo sacándose unas fotos mientras Iker y yo nos pegamos un palizón de los buenos, ya que echamos una carrera para ver quien llegaba primero. Por supuesto gané yo, jejejeje 😉 Desde arriba las vistas eran preciosas del valle en general, pero para apreciar bien la cascada, sin duda desde abajo, ya que arriba sólo se veía como discurría el río, ya que estaba delimitado y no se podía acceder a una zona más cercana.

Mitglieder
Cascada de Skogafoss
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Con el sol reluciendo y nosotros encantados, volvimos al coche para continuar con las visitas. La siguiente parada era el avión estrellado de Sólheimasandur. Hasta el último momento tuvimos duda de si iríamos a verlo, ya que debido a las malas maneras de los turistas, habían decidido cortar el camino y ahora sólo era posible acceder a él a través de una caminata de casi una hora andando. Pero finalmente viendo que el tiempo acompañaba decidimos pararnos en el aparcamiento que había al lado de la carretera, el cuál nos imaginamos que sería el correcto ya que no había ninguna señalización.

Después de una caminata bastante incómoda durante unos 45 minutos por un camino con piedras enormes sueltas, llegamos por fin al avión de la Marina de Estados Unidos que tuvo que aterrizar en esa playa debido a una emergencia. El avión era un Douglas DC-3 militar. Aunque ya solo quedaba parte del armazón y un poco de las alas a nosotros nos encantó. La playa detrás, con las formaciones rocosas de Dyrhólaey al fondo y en el lado contrario la montañas completamente nevadas, le daban un toque especial. Además el sol hizo la caminata más agradable. Hubo momentos que hasta nos tuvimos que poner en manga corta. Eso sí, cuando se cruzaba una pequeña nube volvía el frío polar.

Mitglieder
Avión de Sólheimasandur
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

La vuelta fue algo más dura, ya que debido a las piedras sueltas a Noa le empezaron a hacer daño las botas y no quedó más remedio que hacer de padre sufridor y cargar con ella en los hombros casi hasta el coche. 30 kilitos de nada 😕

En Vik, aprovechamos para hacer unas compras en el super, Bonus, y después nos acercamos hasta los acantilados de Dyrhólaey. Las vistas sin duda impresionantes. Las playas de arena negra con las olas golpeando las rocas, el sol que le confería al mar ese color y esos reflejos que lo hacen más bonito de lo que todavía es, los pájaros anidando en las laderas de los acantilados, ….. Sólo hubo un pero y fue el no poder ver a los frailecillos, un ave marina que durante los meses de verano suele aparecer por esos lares, pero que como todavía era muy pronto no conseguimos ver. Hace muchos años, cuando estuvimos en Escocia, tampoco lo conseguimos, pero bueno….. habrá que volver… 😉

Mitglieder
Los acantilados de Dyrhólaey
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Como a Noa le dolían los pies, la dejamos en el coche descansando y a la vuelta la tía se había quedado dormida. Era una artista!!!!

Después de un día bastante largo y con cosas vistas para nunca olvidar, ahora nos quedaba atravesar las vastas llanuras de arena de lava negra de Mýrdalssandur para llegar a nuestra última visita del día, el cañón de Fjadrárgljúfur. Pero debido a las condiciones del terreno, estaba parte helado y otras zonas estaban llenas de agua sin saber el fondo, decidimos darnos la vuelta cuando llevábamos como un kilómetro desde el desvío de la carretera 206. Y menos mal porque al volver a la carretera principal vimos un cartel enorme, a la entrada no lo vimos 😯 en el que ponía que el acceso estaba cerrado.

Pasamos por un par de cascadas muy chulas y una zona muy extensa de piedras rodeadas de un musgo de un color verde intenso que eran una pasada.

Mitglieder
De Vik a Kirkjubæjarklaustur
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Sobre las 18:00 llegábamos al alojamiento. Hvoll Guesthouse, 180 € la noche. Era un edificio grande cuadrado al lado de la casa de sus dueños y en medio de la nada. Dentro tenía bastantes habitaciones y los baños eran comunes. La zona del comedor era enorme con varias cocinas. Estaba todo muy limpio y las habitaciones eran con literas. Aunque lo vuelvo a repetir y creo que lo haré en todos los posts de este viaje, una auténtica pasta para ser un Guesthouse con baños compartidos y literas en la habitación.

Para terminar el día, los críos tuvieron que ponerse con los deberes mientras Usua y yo nos fuimos a dar un paseo por los alrededores. A la vuelta nos jugamos unas cartas y con la tripa llena nos fuimos a descansar.

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.