La región de Mývatn en Islandia

De Egilsstadir a Skinnastadur en Islandia
19 octubre, 2018
De Mývatn a Varmahlid en Islandia
19 noviembre, 2018
Mostrar todo

La región de Mývatn en Islandia

La región de Mývatn es sin duda uno de los mejores sitios para disfrutar del noroeste del país. Con sus espectaculares cascadas, las humeantes fumarolas y los enormes y accesibles cráteres volcánicos, hacen de esta zona que el par de días que estuvimos se nos quedaran cortos.

Amanecimos temprano, ya que teníamos por delante una larga jornada. Un abundante y rico desayuno y el mirar por la ventana y ver el sol, nos hace que empezemos con energías renovadas un nuevo día. Recogimos las pocas cosas que teníamos y sobre las 8:00 estábamos ya metidos en el coche para seguir explorando ese maravilloso país.

Nuestra ruta seguiría la costa norte por la carretera 85 hasta Húsavik. Este era un pequeño pueblo costero famoso por los avistamientos de ballenas. Paramos a hacer unas compras de algo de fruta y embutido, 1.050 Kr. y aprovechamos también para llenar el depósito de gasolina, 6.500 Kr. El litro estaba a 210 Kr.

Mitglieder
Carretera número 85 hasta Húsavik
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Húsavik
Mitglieder

Por la preciosa carretera costera hicimos diversas paradas para apreciar el increíble paisaje y de paso intentar divisar alguna ballena extraviada, ya que todavía no era la época. La temporada de avistamiento con un 100 % de éxito iba de junio a agosto, en la que hasta 11 especies diferentes se dejaban ver por esas aguas. También lo intentamos con los frailecillos, pero estos todavía  tampoco habían decidido que era la hora de emigrar hacia Islandia.

Ya de nuevo en el interior, en la carretera de circunvalación, llegamos hasta el lago Mývatn. Como estaba con unas nubes bastante negras y en algunas zonas se veía que estaba lloviendo o nevando, decidimos seguir hacia el este e ir a ver las cataratas de Detifoss y Selfoss, en las que desde lo lejos se apreciaba un cielo completamente despejado. Teníamos algo más de una hora de distancia para luego volver al mismo sitio, es decir dos horas pasadas, pero no podíamos pasar la oportunidad de ver esas cascadas, ya que en la jornada anterior la carretera de acceso había estado cerrada y ese día se había abierto parte.

Mitglieder
Dettifoss
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Al llegar a la desviación, había dos posibilidades de acceso, la carretera 864 sin asfaltar y que estaba cerrada por la nieve o la número 862, asfaltada y abierta. Esto nos hizo quitarnos el problema de decidir. Ya que según dicen, desde la 864 las vistas deben ser mejores aunque la conducción más incómoda.

30 kilómetros después, dejábamos el coche en un gran aparcamiento en el que no habría más de una docena de vehículos. Por supuesto el sol brillaba en todo lo alto. Una caminata por un sendero helado y nevado, lo que nos produjo unos cuantos resbalones y caídas, nos llevó hasta otra increíble cascada, Dettifoss. Aunque no tenía mucha caída, sólo 45 metros, el volumen enorme de agua que llevaba y el ensordecedor sonido que provocaba hacía que uno se quedase maravillado ante tanta belleza. Todo eso envuelto en una neblina de arco iris y con todos los alrededores llenos de una nieve tan blanca que era difícil mirar de lleno con el sol reflejándose. Debido al agua que salía disparada, al viento y a las temperaturas bajísimas que hacía, era difícil estar mucho tiempo en la parte del mirador. Así que tras unas cuantas fotos nos fuimos a otra zona más tranquila.

Mitglieder
Selfoss
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Otro precioso paseo al lado del río, llevaba hasta la otra cascada aledaña a Dettifoss, Selfoss. Desde donde estábamos nosotros era posible verla de frente y observar con detalle la fuerza con la que el agua rompía y seguía su camino por el río hasta volver a caer en Dettifoss. Los críos, de nuevo, se lo pasaron en grande con la nieve. Y ya por costumbre, pudimos disfrutar casi en soledad de otro punto imperdible de Islandia.

Respecto al clima parecía que este viaje estábamos teniendo una suerte increíble, ya que al volver al lago, todas las nubes habían desaparecido dejando un cielo claro y con un sol muy apetecible.

Mitglieder
Krafla
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

En la región de Mývatn había un montón de cosas para ver y caminatas para realizar. Nosotros sólo teníamos día y medio escaso, con lo que tuvimos que priorizar. Empezamos en Krafla, donde la zona vocánica está llena de fumarolas y cráteres. Se accedía por la carretera 863 y una vez pasada la central geotérmica estaba el cráter de Viti, de 300 metros de ancho y agua verde. Había un sendero que lo bordeaba, pero cuando estuvimos nosotros sólo vimos el agujero con una enorme capa de nieve y tampoco pudimos dar el paseo. Eso sí las vistas de toda la zona espectaculares.

Pegado a la carretera principal se hallaba el paisaje lunar de fumarolas humeantes conocido como Hverir. Un sendero delimitado por unas cuerdas nos iba guiando. El olor era asqueroso e Iker que tiene el olfato bastante desarrollado, tuvo que irse porque no podía aguantar. Dimos un pequeño paseo, nos llenamos completamente de barro y volvimos al coche para ir hasta la cueva Grjótagjá. Por la carretera 860, llegamos a una pequeña cueva subterránea. Un agujero entre rocas donde el agua descansaba a 45 º centígrados. No era nada del otro mundo, pero para unos grandes seguidores de Juego de Tronos como nosotros, era algo que no podíamos pasar por alto. Una pareja estaba dándose un baño, aunque había un clarísimo cartel en diferentes idiomas donde ponía que estaba prohibido.

Mitglieder
Hverir
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Grjótagjá
Mitglieder
Mitglieder

Pero si no habíamos tenido suficiente, el final de la jornada iba a ser tan fantástico como el resto del día. A lo lejos, se divisaba un cráter volcánico perfecto. No sabíamos que se podía acceder a él hasta que con el zoom de la cámara vimos como unas pocas personas iban caminando por la ladera. Así que sin dudarlo nos dirijimos hacia él. Era el Hverfjall, un cráter casi simétrico que apareció hace 2.700 años tras una enorme erupción. Tenía 452 metros de altura y 1.040 m² de extensión.

De nuevo en la carretera 848 y hacia el sur, había un pequeño desvío con un cartel que indicaba la dirección al cráter. El camino era de tierra y hubo un momento que los baches eran tan grandes que temimos por la integridad del coche, así que lo dejamos aparcado en un lado que era más ancho. Hubo unos cuantos coche más que siguieron, pero salvo los que eran 4×4 el resto no tuvo más remedio que dar la vuelta. En la base del cráter había un pequeño aparcamiento pero sin un todoterreno no era posible llegar a él. El paseo fue de unos 40 minutos.

Mitglieder
Hverfjall
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Empezamos la subida y éramos los únicos que iban hacia arriba, el resto ya estaba bajando debido a la hora que era. El camino aunque no era complicado si que era un tanto duro por la inclinación y los pedruscos sueltos. Aún así Iker y Noa llegaron arriba como titanes después del día que llevábamos sin parar. Qué decir del cráter…. Cómo no impresionante (palabra que creo he utilizado unas pocas veces en las entradas de este viaje 😉 ) además las vistas que había de los alrededores eran más increíbles todavía. Fuimos hasta la mitad del paseo que rodeaba el cráter, vimos como se iba poniendo el sol detrás de los imponentes montes y el poco viento que soplaba se nos empezó a hacer insoportable, así que decidimos poner punto y final a la ascensión. La vuelta al coche se hizo un poco dura por el cansancio que llevábamos acumulado y el frío que estaba empezando a entrar.

Fuimos a buscar nuestro alojamiento que estaba a unos pocos kilómetros de Hvefjall y al llegar vimos que eran unos barracones en un camping que dejaban bastante que desear. Eran bastante pequeños, con literas y el baño como siempre compartido. Lo peor fue que la calefacción estaba muy baja y hacía un frío de la leche. Tuvimos que avisar a recepción y una hora más tarde aparecieron los dueños para subir la temperatura del barracón. Algo más templó, pero aún así tuvimos que dormir muy abrigados, ya que el mayor problema era que las ventanas tenían escapes. La noche nos salió por 160 €.

Mientras hacíamos la cena, los enanos estuvieron viendo unos pocos dibujos en el salón común que compartíamos con un grupo de japoneses. Que por cierto, mientras nosotros cenábamos unos deliciosos macarrones ellos se pusieron tibios a marisco. Se nos caían las lágrimas al verlos.

Nos fuimos a la cama y en cuanto nos acurrucamos un poco dentro de las mantas caímos aletargados hasta la mañana siguiente.

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.