Llegada a Dakar, la capital de Senegal

Ruta por Senegal.
Viaje a Senegal
Puesta de sol en Saly Niakh Niakhal en Senegal
De Dakar a Saly Niakh Niakhal, Senegal
Mostrar todo

Llegada a Dakar, la capital de Senegal

Mezquita en Dakar, Senegal.

La llegada a Senegal la haremos a través del aeropuerto internacional, llamado Léopold Sédar Senghor en honor al conocido poeta senegalés y primer presidente de la República de Senegal. Tras un breve recorrido por los alrededores del hotel pondremos rumbo al sur, para conocer la costa atlántica del país.

Esta nueva experiencia comenzaba en solitario desde Bilbao. Como mi compañero de viaje estaba en Madrid y le tocaba trabajar el mismo día de la salida, quedamos en el aeropuerto directamente. A las 9:50 salía mi vuelo desde la Paloma hasta la T4 de Barajas con Iberia, que gracias a los puntos travel había conseguido la ida y la vuelta por sólo 90 €, teniendo en cuenta la poca antelación con la que había sido.

Como hasta las 17:50 no salía nuestro vuelo y yo me estaba aburriendo de lo lindo en el aeropuerto, decidí ir hasta el centro a dar un paseo y picar algo en vez de esperar allí. A las 15:00 nos encontramos en su casa y juntos fuimos hasta la terminal. El vuelo con Iberia salió en hora. Era un avión normalito de los que vuelan por Europa, nada de pantallas delante del asiento ni pelis para estar entretenido. Con lo que no contábamos era con la parada que realizó en Las Palmas para dejar pasajeros y que se montaran unos pocos. Nos llevó alrededor de una hora, entre una cosa y otra. Con el avión casi vacío volvimos al aire y sobre las 22:00 llegábamos a nuestro destino.

Dakar

En Dakar era una hora menos, así que el jet-lag que siempre me tenía machacado durante los primeros días, esta vez no iba a pasar factura. El aeropuerto, más que internacional, parecía de casa de muñecas. Era muy pequeño y todo como de andar por casa. Además estaban bastante obsoletas todas las instalaciones. Pasamos el control de pasaportes y con nuestras mochilas dando vueltas en la cinta transportadora, ya que habían llegado un par de vuelos a la vez y se había formado un poco de cola, nos acercamos hasta la oficina de cambio, que está justo al lado de donde salen las maletas. El cambio estaba a 1 € = 655 CFA. Cambiamos 460 € y sorprendentemente no nos cobraron ni un euro de comisión.

 

En este viaje, teníamos cogido el hotel de llegada pero no el traslado hasta él, así que como unos campeones nos lanzamos a la dura jungla de asfalto que es el exterior de un aeropuerto, en un país que no conoces y además llegando de noche. Enseguida fuimos atacados por hordas de conductores que veían a su carnaza completamente desprotegida. Tras sacarnos a uno de encima que quería jubilarse a cuenta nuestra, nos acercamos hasta la esquina de la terminal en donde ponía que era la parada de taxis. Allí no bajaba ninguno de 7.000 CFA, cuando sabíamos que el precio oficial eran 3.500 CFA. Tras regatear, conseguimos bajarlo hasta las 5.000 CFA, y teniendo en cuenta que eran las 23:00 y estábamos bastante cansados y con ganas de llegar al hotel, nos liamos la manta a la cabeza y derrochamos un par de euros. 😉

Aunque lo he puesto en broma, en realidad me fastidia y mucho que me intenten engañar. Otra cosa es que aprovechen a pedir una propina ya que saben que el nivel de vida del extranjero por lo general suele ser mayor al suyo. Y con esto me refiero a todas las partes del mundo, no sólo en África o en Asia, sino por supuesto en Europa también.

Tras 20 minutos en coche, llegamos a nuestro hotel situado en la zona del sur de la ciudad, cerca de la estación de trenes y del embarcadero de donde salía el ferry para la isla de Gorée. Su nombre era Hotel Al Baraka, y aunque habíamos pagado bastante por él, 65 €, y ponía que era un tres estrellas, en nuestro país tendría calificación de posada y justo justo. Aunque a nosotros no nos importaba. Lo único que necesitábamos eran un par de camas para acostarnos y dormir y de eso iba sobrado, ya que había una de 2 metros y otra más pequeña de 90. Tendríamos que hacer unos chinos para ver quien dormía a pierna suelta. También decir que limpio sí que estaba, lo que pasaba es que era más viejo que la tana.

 

Los alrededores al ser de noche no se apreciaban mucho, porque las farolas brillaban por su ausencia. Teníamos hambre, pero a esas horas estaba todo cerrado y la cafetería del hotel también, así que abrimos unos sobres de jamón que traíamos por si acaso y directos a la piltra que al día siguiente empezaba ya el tour por Senegal

 

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.