Pingyao, China

Datong, China
22 diciembre, 2017
Xi´an, China
25 enero, 2018
Mostrar todo

Pingyao, China

Nuestra llegada a Pingyao fue de nuevo en tren, en donde disfrutamos de una de las ciudades amuralladas mejor conservadas de toda China. El interior de la ciudad estaba decorada a todo detalle, con sus preciosas tiendas, restaurantes y calles completamente adornadas de farolillos rojos.

Tocaba madrugar. A las 6:30 sonaba el despertador y a las 7:00 estábamos ya en el taxi camino a la estación. 12 Y. El tren, como los anteriores muy cómodo, aunque esta vez iba bastante más lleno que en los otros trayectos. El precio de los billetes fueron 83 Y por persona. A las 15:30 llegábamos a Pingyao y sin saberlo teníamos una persona esperando para llevarnos al hotel que habíamos cogido por internet desde Datong. Decidimos ir cogiéndolos el día anterior a decidir nuestro próximo destino, ya que aunque parezca algo sorprendente en estos destinos, el cogerlos por internet salía un 50% más barato que cogiéndolos directamente en el hotel e intentando regatear.

Antes de ir al hotel, nos acercamos a coger los billetes de tren para nuestro próximo destino, Xian, pero, ¡¡¡¡Oooohhh sorpresa!!!, no quedaban literas, solo había asientos normales y 8 horas de noche aquello podía convertirse en un auténtico infierno. Así que decidimos ir hacia el hotel y pensar una alternativa más adelante.

El hotel se llamaba Yu Feng Heng, 150 Y noche,  estaba situado dentro de la ciudad antigua amurallada. Era una casa tradicional antigua, reformada, con patios interiores llenos de plantas y de farolillos, pequeños balcones floreados y nuestra habitación estaba en uno de esos patios al fondo del todo. No era la de un Sheraton, pero tenía un encanto especial. Con un par de sillas, una tumbona, la cama insertada en la pared y tapada con unas cortinas y su decoración tan típica, nos hizo sentirnos como en una película de la antigua China. Tal iba a ser nuestro desconecte total en este pueblo, que nos traería consecuencias futuras nunca antes vividas.

Mitglieder
Murallas de la ciudad
Mitglieder
Hotel Yu Feng Heng
Mitglieder
Rodeando la ciudad
Mitglieder
Habitación del hotel
??? yo no entender…
Mitglieder
Torreones en la muralla

Al haber madrugado tanto, el resto de los integrantes de la familia aprovecharon a tumbarse un rato y yo miré en internet alternativas para ir a Xian. Por cierto, internet era gratis en el hotel. Encontré un par de trenes que aunque hacían una ruta un poco más larga, por lo menos pasaban por nuestro destino. Así que aproveché la siesta de Usu e Iker y cogí un tuk tuk que me llevara hasta la estación por 20 Y ida y vuelta innegociables. Empecé a estirar y calentar como si de un partido se tratara para comprar los billetes. El conseguir entenderse en China en los sitios no muy turísticos era toda una odisea al nivel de la maratón de Nueva York. Al tocarme el turno y tras recorrer de nuevo unas cuantas ventanillas, una tras otra las opciones que les propuse me las denegaron. No había ni un sólo billete disponible para los 2 – 3 días siguientes hacia Xian. Un tanto desmoralizado y sin saber como íbamos a salir de allí volví al hotel.

La family ya estaba en plenas facultades y nos fuimos a dar un paseo. El pueblo era precioso, todo lleno de casitas bajas de hace muchísimos años pero muy bien restauradas y ornamentadas. Estaba rodeado por una muralla con torres de vigilancia a cada pocos metros. Poseía un ambiente especial, agradable y familiar. Solo le fallaba que era fin de semana y era un destino muy turístico para los propios chinos, pero aún así no llegaba a ser agobiante. Casi todo eran tiendas de recuerdos, hoteles o restaurantes. Cenamos en uno de ellos por 95 Y. todo delicioso y nos fuimos a la cama a descansar con la incertidumbre de si podríamos llegar a Xian antes del 2020.

Mitglieder
Torres de vigilancia
Mitglieder
Un señor muy grande
Mitglieder
Paseantes
Mitglieder
Tienda de antigüedades
Encajado
Mitglieder
Estatuas de guerreros

Nos levantamos cuando nos despertamos, es decir, sin despertador de por medio. Había sido una de las mejores noches de descanso desde que habíamos llegado a China, en mi opinión, ya que Usua estando embarazada no opinaba lo mismo de la dureza del colchón, jejejeje.

Desayunamos en el hotel unas tostadas con café y mermelada. No estábamos por la labor de meternos unos noodles o arroz a esas horas, que es lo que desayunaban ellos. Nos acercamos a hablar con el chico de recepción para preguntarle sobre alguna alternativa para llegar a Xian y nos dijo que podíamos ir en autobús pero que tampoco nos aseguraba que fuésemos a tener sitio, ya que en las vacaciones de ellos los transportes se agotaban con muchos días de antelación. Recomendación: intentar reservar lo antes posible si se va a viajar en las fechas que ellos tienen vacaciones.

Nos pusimos en camino hasta donde nos había dicho el chico que se cogían los billetes. Estaba fuera de la ciudad amurallada y al igual que el resto de ciudades chinas no tenía ningún tipo de encanto. Edificios enormes sin personalidad y un caos circulatorio tremendo. Al llegar en teoría al sitio, allí no había ninguna estación de autobuses. Preguntamos en un hotel cercano y una chica muy maja nos llevó hasta una tienda de comida que era la oficina 😯 . La chica se quedó con nosotros esperando y haciéndonos de intérprete, lo cuál agradecimos sobremanera.

El hombre hizo unas cuantas llamadas telefónicas y nos dijo que para el de las 9:00 no había sitio, pero que iba a intentarlo en el de las 12:00 y último del día. Otra vez acongojados y pensando en buscar iglesia para celebrar la comunión de Iker por allí, tras 10 minutos de tensa espera, le vemos una sonrisa en los labios y nos confirma que nos ha conseguido 2 sitios. 220 Y cada uno. Una pasta, pero era lo único que teníamos. Muy majo, nos dió unas botellas de agua, unos cacahuetes y unas gominolas típicas de allí y quedamos al día siguiente a las 12:00 en el mismo sitio. Nos despedimos de la chica también dándole las mil gracias.

Mitglieder
Haciendo caramelo
Mitglieder
Vestidos de novia
Mitglieder
Pingyao
Mitglieder
Jugando con los niños
Montados en tuk tuk
Mitglieder
Cenando rico

Completamente relajados volvimos hacia el interior de las murallas que era la zona que de verdad merecía la pena. Comimos en un restaurante que también era Youth Hostel por 75 Y. Nos fuimos a la habitación y nos echamos una siesta de lujo con Tracy Chapman de fondo.

Y para terminar el día nos acercamos hasta una parte del pueblo en la que aún no habíamos estado. Era justo fuera de la muralla, pero en una zona que daba al monte y en la que prácticamente no había nadie y estaba muy tranquila. Nos sentamos a seguir organizando los siguientes días del viaje, relajarnos todavía más y ver la puesta de sol. Además como Iker levantaba tantas pasiones entre los lugareños, nos “aprovechamos” de dos chicas, que encantadas estuvieron cerca de media hora jugando a la pelota con él. Ellas felices, él feliz y nosotros feliciiiiiiiiisimos.

Cenamos en unas mesitas fuera del hotel y nos fuimos a acostar. Pusimos la tele y la tuvimos que apagar, ya que en todas las cadenas daban lo mismo, unos hombres del ejército, bajando la bandera china del mástil, con el himno de fondo. Parecía ser que con la salida y puesta de sol todas las cadenas dejaban de emitir su programación para hacer patria entre la población. 😥

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.