Ranakpur y Udaipur, India

Jodhpur, India
28 septiembre, 2017
Jaipur, India
10 octubre, 2017
Mostrar todo

Ranakpur y Udaipur, India

Ranakpur, es uno de los cinco sitios de peregrinación más importantes del jainismo, siendo el hogar de un complejo de templos excepcionalmente hermosos. A sólo 90 kilómetros se halla Udaipur otra de las joyas de nuestro viaje por el Rajastán. Es conocida como la Venecia del este o la ciudad de los cien lagos. El famoso Lake Palace, situado en medio del lago Pichola, es uno de los lugares más bellos. Es también el hogar del Jaisamand Lake, el lago artificial más grande de Asia.

Terminada la increíble visita de la ciudad de Jodhpur, tocaba buscar un transporte que nos llevara hasta nuestro siguiente destino, Udaipur. Como andábamos muy escasos de tiempo decidimos ir directamente a por un taxi. Le preguntamos al chico que nos había hecho de guía para ver si conocía a alguien que nos pudiera llevar, aunque en realidad la pregunta sobraba. En 10 minutos estábamos negociando el precio del coche con un familiar suyo. Tras un largo tira y afloja, de las 4.000 Rupias iniciales, se quedó en 2.500 y con parada intermedia en los templos de Ranakpur.

El trayecto fue bastante duro. Las carreteras estaban hechas polvo, cruzando continuamente personas, cabras, vacas, coches que venían en dirección contraria, desprendimientos de rocas que tapaban todo el carril sin ningún tipo de señalización, rebaños de cabras paciendo tranquilamente en el medio de la carretera, …… Tardamos casi 6 horas para poco más de 260 kilómetros.

Mitglieder
Camino de Ranakpur
Mitglieder
Avalancha en la carretera
Mitglieder
Los templos de Ranakpur
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Llegamos  a Ranakpur y entramos a ver uno de los templos más grandes e importantes del jainismo en la India, el Templo de Chaumukha. La entrada eran 30 R. y si no llevabas pantalón largo, te cedían uno azul bastante hortera por unas módicas 20 R. más. Todo el edificio está cubierto de delicadas tallas de encaje y patrones geométricos. Las cúpulas están talladas en bandas concéntricas y los soportes que conectan la base de la cúpula con la parte superior están cubiertos con figuras de deidades. La característica más destacada de este templo es su número infinito de pilares y que no hay dos que sean iguales. Se cree que se tardaron más de 50 años en construirlo.

De nuevo en el coche y “disfrutando” del trayecto, 2 horas más tarde llegábamos a Udaipur. Recorrimos unos cuantos hoteles y por fin dimos con uno que cumplía con nuestras necesidades más inmediatas. Tenía piscina!!!! Se llamaba Anjani Hotel. Las habitaciones eran muy grandes y muy chulas decoradas, estaba limpio, tenía unas vistas preciosas y lo más importante, tenía una refrescante piscina para relajarnos de la dura jornada de coche. 1.500 R. la noche. Dejamos todo en la habitación y en menos de un minuto ya nos estábamos dando el primer chombo. Pasamos el resto de la tarde sin salir de la piscina y disfrutando de unas ricas cervezas y piscolabis que nos servían allí mismo. Sin duda fue un gran hallazgo, porque además los dueños eran encantadores.

Con 10 centímetros menos, nos pegamos una ducha y subimos a cenar a la azotea del hotel. Tenía unas vistas espectaculares de toda la ciudad y del lago Pichola. Nos tardaron más de una hora en servir, cosa que tampoco nos importó porque nos había atrapado la tranquilidad y el misticismo que dicen tiene este país. De todas maneras, muy precavidos ellos, ya avisan en la carta que les demos media hora y que no nos pongamos nerviosos.

Completamente muertos del día que habíamos tenido, según terminamos de cenar nos fuimos a la habitación a dormir.

Mitglieder
Piscina del hotel
Mitglieder
Torre del reloj
Mitglieder
Templo Hindú
Mitglieder
Edificios preciosos
Mitglieder
Callejeando por Udaipur
Mitglieder
Jag Niwas Palace
A la rica miel
Mitglieder
La extensión de Udaipur

A las 9:00 de la mañana amanecíamos como si hubiéramos estado tres días seguidos durmiendo. Descansados, relajados y con ganas de ver la ciudad, empezamos con las negociaciones. A la noche cogíamos otro tren hasta Jaipur, así que le dijimos a la chica del hotel a ver si podíamos dejar las mochilas allí. Nos dijo que por supuesto y que además podríamos utilizar la piscina sin ningún problema. Así daba gusto. Salimos a la calle y tras unos cuantos rickshaws parados, llegamos a un acuerdo por 350 R. para que nos acompañara durante todo el día.

Vuelta al hotel a desayunar. Nos tomamos un buen y lento desayuno con zumo de naranja, tostadas, mantequilla, mermelada, revuelto de huevos, frutas (Uva, mango y platano) y creps de chocolate. Creyendo que íbamos a reventar, montamos en el rickshaw que nos estaba esperando en la puerta, le dijimos los sitios que queríamos visitar y empezamos otro precioso día de aventura.

Eran las 10:30 a.m. y el primer sitio que visitamos fue Sunset point, un parque muy bonito en el que había unas vistas preciosas del Lago Picchola con los Palacios en el medio y rodeado de montañas. Un sitio que merece la pena ver y que además costaba la irrisoria cifra de 5 R.

Del Sunset Point, fuimos al mercado de las especias. El conductor cuando llegamos, nos dio unas indicaciones de como verlo sin perdernos. Era muy simple, solo había que hacer como un cuadrado e ir empequeñeciéndolo, pero nos liamos a hacer compras, nos despistamos del cuadrado, y nos perdimos. Casualmente y sin quererlo acabamos en el hotel, pero el conductor nos estaba esperando donde habíamos quedado, así que decidimos volver.  Empezamos a andar y andar y después anduvimos todavía más, con 40 grados golpeando sin compasión. Paramos a preguntar: “si, si, por allí” nos decían, hasta que después de callejear durante mas de 1 hora conseguimos encontrar a nuestro conductor. Ya no podíamos ni con el pelo y todavía quedaba mucho día por delante.

La siguiente parada fue el City Palace. Volvimos a hacer la jugada del dni para pasar por estudiantes y nos volvió a salir. La entrada eran 30 R. al palacio y 300 al museo, que nosotros la sacamos por 30 en total. Era muy bonito, pero no tenía los detalles de otros que habíamos visto anteriormente. Esto, unido al cansancio que teníamos y a que debíamos haber llegado a los 50 grados a la sombra, motivó que hiciéramos la visita del correcaminos y rápidamente fuimos en busca de nuestro rickshaw para que nos llevara de vuelta al hotel y poder disfrutar de su magnífica piscina.

Estuvimos hasta las 18:30 en continuo remojo, con unas ricas cervecitas y picoteo continuo. Aunque ya no teníamos habitación, el dueño nos dejó unas toallas y un sitio para cambiarnos y pegarnos una ducha.

Mitglieder
Lago Pichola
Mitglieder
Pequeña inocencia
Mitglieder
El mercado
Mitglieder
Entrada al Palacio
Mitglieder
Dentro del Palacio
Mitglieder
Desde la azotea del hotel
Mitglieder
Comprando especias
Mitglieder
Atardecer en el lago

Con el cuerpo flotando por el relax que llevábamos dentro, mochilas a la espalda, nos acercamos hasta el lago para ver la puesta de sol. Allí nos encontramos con un hombre que estaba tocando un instrumento típico, el cuál sonaba de maravilla y su mujer vendiendo tobilleras hechas a mano. Edu se hizo con uno de los cds que vendía por 200 R., y nosotros con unas tobilleras. Nos relajamos más todavía, aunque pareciera imposible, sentados en las escaleras del lago viendo el sol desaparecer tras las montañas y de fondo escuchando una preciosa melodía.

Hambrientos y muy pero que muy cansados, subimos a la azotea del Lake View Guest House, con unas vistas también preciosas. Pedimos la cena: 3 refrescos y 1 botella de agua caliente, las bebidas se habian calentado por el camino, 3 sandwiches para llevar, 2 platos de macarrones, 1 de noodles, 1 de arroz con tomate, 1 rollito de primavera de pollo y como no, patatas fritas. Tardaron cerca de una hora, pero nos daba todo igual. En total, 9 platos y 4 bebidas por 770 Rps.

A menos de una hora para la salida de nuestro tren a Jaipur, cogimos otro rickshaw que nos acercara a la estación. Esperamos escasa media hora y en el horario que debía, apareció nuestro tren nocturno hacia el siguiente destino. Estaba vacío, con lo que no tuvimos que lidiar con nadie por los asientos. Nos tumbamos y no quedaron más recuerdos de ese intenso día.

B.F.F.F

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.