Shanghai, China

Luoyang, China
1 febrero, 2018
Escapada a Paris y pueblos de Lemosín, Dordoña y Quercy, Francia
20 febrero, 2018
Mostrar todo

Shanghai, China

Nuestro primer periplo por el gran país asiático estaba llegando a su fin. Si no hubiésemos tenido el percance de los pasaportes habríamos disfrutado de alguna ciudad más, pero para asegurar la vuelta decidimos terminar los últimos días en Shanghai. Una ciudad increíblemente moderna y en la que no tuvimos ni un sólo minuto para aburrirnos.

Nos levantamos a las 7:00 de la mañana y desayunamos por última vez en Luoyang, 25 Y cada uno. Al hacer el check-out hubo una despedida muy afectuosa con los trabajadores de recepción, ya que habían sido muchos días juntos intentando solucionar el problema de los pasaportes. Además, un detalle más de los que tuvieron, fue que al llegar el sobre con ellos dentro e ir a pagar por el transporte nos dijeron que ni se nos ocurriera, que ellos se hacían cargo de todos los gastos por las molestias causadas. Cuando en realidad la culpa principal había sido nuestra y sólo nuestra. Mejor desde luego no se habían podido portar.

Cogimos el ya mítico para nosotros autobús número 103 hasta la estación y una vez dentro del bus en 3 horas llegamos a Zengzhou. Nos dejó en la estación de trenes, por lo que aprovechamos para mirar si habría sitio en el tren en caso de que nos pusieran pegas en el aeropuerto para cambiar el billete. Pero de nuevo nos volvimos a quedar alucinados. Durante los 2 días posteriores no quedaba ni un sólo billete libre para ningún destino del país. Cogimos un taxi hasta un hotel cercano que era desde donde salía el shuttle bus hacia el aeropuerto, 15 Y. por persona, y tardamos unos 40 minutos.

Ya por fin en el aeropuerto, nos acercamos hasta el mostrador de la aerolínea China Eastern Airlines. Se puso Usu embarazada con Iker delante, les contamos nuestra odisea, pusimos cara de pena, ……, pero la señorita tenía un corazón de hierro y no se dejó ablandar, aparte de que igual no entendió ni leches de lo que le contamos 😉 Vamos que no nos quedó más remedio que sacar unos billetes nuevos.

Mitglieder
Parada de taxis
Mitglieder
Hotel del aeropuerto
Mitglieder
Metro de Shanghai
Mitglieder
Los Hutongs
Mitglieder
Modernos edificios
Mitglieder
Centro financiero
Mitglieder
Llenando el buche
Mitglieder
Un buen rock & roll

De nuevo teníamos que cambiar los planes. Si nos arriesgábamos a ir a Nanjing, nos podía pasar que nos volviésemos a quedar tirados allí sin transporte para ir hasta Shanghai, así que decidimos que lo mejor era volar directamente a Shanghai y desde allí ya haríamos las excursiones que nos apeteciera. Compramos tres billetes por 2.200 Y y estuvimos esperando en el aeropuerto más de 5 horas, ya que hasta las 19:30 no salía nuestro vuelo. Y tuvimos que dar gracias porque los tres que había anteriores estaban completos. Comimos en un restaurante que parecía de lujo, pero sólo pagamos 200 Y por una comida bastante buena y abundante.

Tardamos 1 hora y 15 minutos en llegar. Pero entre bajar, coger la maleta y salir del aeropuerto nos dieron casi las 22:00 y como era de noche y no teníamos ningún hotel cogido, decidimos quedarnos en uno que había en el mismo aeropuerto. En realidad eran dos, unos enfrente del otro. Fuimos al que en teoría era más barato, pero para bordar el día sólo les quedaban las habitaciones caras, así que no nos quedó más remedio que cogerla ya que estábamos reventados. 538 Y. La habitación estaba muy bien y las vistas que había del aeropuerto eran una auténtica pasada. Después de acomodados, me acerqué hasta el hotel de enfrente a mirar los precios y la más barata era bastante más cara que la que teníamos nosotros. Por fin algo en lo que habíamos acertado.

A la mañana siguiente nos levantamos con calma y totalmente relajados. Nuestra única labor era llegar hasta el centro y alojarnos. Después tendríamos 5 días por delante de auténtico relax.

Mitglieder
La zona de el Bund
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Desayunamos en el buffet del hotel por 25 Y cada uno, recogimos las mochilas y fuimos dirección al metro, que llegaba hasta el aeropuerto. Cogimos la línea 2 hasta East Nanjing Road y allí enlazamos con la línea 10 hasta Tiantong Road. El precio del billete fueron 7 Y. por persona. A menos de 500 metros teníamos el hotel que habíamos mirado el día anterior, New Asia Hotel. Era bastante normalito, pero su situación y el precio lo hacían perfecto. 498Y. La verdad es que para ser China podría parecer caro, pero tuvimos la suerte de coincidir con la Exposición Universal y los precios se habían puesto por las nubes. Además era de los pocos alojamientos que quedaban con habitaciones disponibles.

Dejamos todos los bártulos y nos fuimos a disfrutar de la ciudad sin rumbo. A menos de 10 minutos estaba “The Bund”, una zona al lado del río desde la que se veían todos los rascacielos del centro financiero. Cuando empezó a anochecer, nos quedamos impresionados con la cantidad de luces que poblaban la ciudad. Era como un Times Square asiático.

Aunque durante nuestro viaje por Asia habíamos visto casi todo los lugares de interés con millones de turistas chinos, lo de Shanghai fue el no va más. Era imposible andar, pero no por calles estrechas, sino por unas avenidas enormes. Nos acercamos hasta Najing Road, la zona de las tiendas, y lo que antes nos había parecido una barbaridad ahora ya no había palabras para describirlo. Había caravanas de personas. Era imposible dar un paso. Menos mal que éramos altos porque hubo unas cuantas personas que se agobiaron con tanto “apretujamiento”. Unos metros más adelante se convertía en peatonal y aunque no se desahogaba en exceso, por lo menos permitía andar. Esa calle era un hervidero de tiendas, centros comerciales, restaurantes, carteles anunciadores con sus luces de neón, …… Era agobiante pero tenía su punto.

Mitglieder
El zoo de Shanghai
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

Cenamos algo y decidimos retirarnos al hotel. Eran las 23:15 y cada vez parecía que había más gente.

Los siguientes días los pasamos disfrutando de una ciudad que tenía muchas cosas que ofrecer. Recorrimos la zona de los rascacielos, visitamos los sitios turísticos, nos acercamos hasta un zoo enorme que estaba increíblemente cuidado y lo mejor de todo fue disfrutar de la Expo durante un par de días. La pena es que llegamos un día más tarde de que tocara Fito, porque sino ya habría sido la bomba haberles podido ver en Shanghai.

Mitglieder
Exposición Universal de Shanghai
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder
Mitglieder

La vuelta la realizamos sin percance alguno, menos mal…. Y mientras volábamos a Madrid ya teníamos en mente que habría que repetir destino por el buen sabor de boca que nos había dejado.

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.