Chiang Mai

Chiang Mai, es la ciudad más grande y de mayor importancia cultural del norte de Tailandia, así como la capital de la provincia de Chiang Mai. Chiang Mai es la ciudad más visitada del norte de Tailandia y se le conoce como «La rosa del norte». Chiang Mai, literalmente significa «nueva ciudad» y ha conservado el nombre a pesar de la celebración de su 700 aniversario en 1996. El Rey Meng Rai el Grande, fundó la ciudad como la capital del Reino Lanna el jueves 12 de abril de 1296, al mismo tiempo que el reino de Sukhothai. Consultó con sus amigos, el rey Ramkhamhaeng de Sukhothai y el rey Ngam Muang de Phayao antes de elegir el lugar donde debía ser fundada la capital del reino de Lanna. A partir de entonces sería el centro del budismo en el norte de Tailandia. El Rey Meng Rai, era un líder muy religioso que fundó muchos de los templos de la ciudad que hoy en día son de los más importantes. Chiang Mai es uno de los pocos lugares en Tailandia, donde es posible experimentar ambos lados de la cultura tailandesa, la histórica y la moderna. La ciudad cuenta con siglos de antigüedad, pagodas y templos junto a modernas tiendas y hoteles boutique. Esta dicotomía se aprecia mejor en la ciudad antigua, que conserva gran parte de la muralla que una vez protegió el centro de la ciudad, así como las cuatro puertas principales que proporcionan acceso a la antigua capital de Lanna. La antigua ciudad de Chiang Mai es una muestra de la fascinante identidad cultural indígena del norte, que incluye diversos dialectos, una deliciosa cocina, la arquitectura distintiva, valores tradicionales, animados festivales, numerosos talleres de manualidades, y los bailes clásicos. Chiang Mai también ha sido bendecida con recursos naturales vírgenes, incluyendo montañas, cascadas y ríos. La presencia de numerosas tribus de las montañas que cuentan con una gran cantidad de culturas únicas aumenta la diversidad distintiva de Chiang Mai. Chiang Mai y sus alrededores, tienen un montón de cosas que ver y disfrutar. Por lo que es muy normal, la gente que va por un par de días y acaba quedándose una semana. Si tuviese playa ya sería la bomba ;-) Le falla un poco el auge turista que ha cogido, con la cantidad de gente que hay, pero que se le va a hacer….. Hay bastantes Wats, y a no ser que os gusten sobremanera, una vez visto uno son todos prácticamente iguales. Los que más nos llamaron la atención fueron: – Wat Chedi Luang, es de 1441, está un poco destrozado debido a un terremoto. Hay unas cuantas esculturas de serpientes con 3 cabezas y elefantes alrededor del Wat. En la parte de arriba hay unas cuantas figuras de Buda. Está situado en Th Phra Pokklao y es gratuito. – Wat Chiang Man, es el más antiguo de la ciudad. Data del año 1296. Tiene un par de Budas pequeños en su interior que los trajeron de Sri Lanka y Laos. Está situado en Th. Ratchaphakhinai y también es gratuito. – Wat U Mong. Está situado en la selva en dirección al Doi Suthep. Las esculturas están llenas de raíces y hojas. Nos recordaron un poco a los Templos de Angkor. Hay unos túneles con unas figuras de Buda. Y en la parte de arriba de estos, hay un lago y una estatua de Buda que está en ayunas y se ha quedado famélico el pobre. Está bien señalizado. – Wat Phra That Doi Suthep. Situado 16 kilómetros al noroeste de Chiang Mai, se encuentra la montaña Doi Suthep que alberga uno de los templos más sagrados del norte del país. Para acceder a él hay que subir cerca de 300 escaleras. Cuando estuvimos había bastante niebla, lo que le confería una atmósfera muy mística. En cambio al irnos empezaba a despejar y pudimos apreciar las vistas espectaculares que hay del gran Chiang Mai y sus alrededores. La entrada cuesta 30 THB. El ir y volver con espera allí y un par de visitas más, nos salió por 400 THB. Unos 4 kilómetros más arriba está el Palacio de invierno de la Familia Real, con unos jardines muy chulos y que también merece una visita. La entrada al Palacio son 50 THB. Fuera ya de los templos, nos acercamos hasta las Nam Tok Monthathon, unas cascadas en un paraje muy chulo, pero que cuando las vimos nosotros, salía más agua del grifo de casa que lo caía por las rocas. La entrada cuesta 200 THB, pero es válida para todo el Parque Natural que las rodea. Y ya por último, otra cosa que si es la primera vez que se aterriza por estos lares nos llamará la atención, es el Night Bazar. Una calle larga en la que al ponerse el sol, se llena a ambos lados de chiringuitos en los que se vende prácticamente de todo lo que uno pueda imaginar. En electrónica y ropa, diríamos que el 99,99 % de las cosas son falsas, pero por los precios que cuestan uno se puede arriesgar. Eso sí, regateo a tope. Pero siempre con buen talante y una sonrisa.

Chiang Mai – Tailandia

La llegada a Chiang Mai, la hacemos con Air Asia. Al llegar a Tailandia, simplemente hay que colocarse en la fila de los extranjeros, enseñar el […]

Viajar a Tailandia

Decidimos viajar a Tailandia. En nuestro caso a Tailandia lo podríamos denominar como «un antes y un después». Fue el primer país que visitamos fuera de Europa, allá […]
Aeropuerto de Jedaah, Arabia Saudí, Vuelo de Saudia Airlines - Viajes Ikertanoa

Verano 2015 – Malasia, Tailandia e Indonesia

Nos vamos a Malasia, Tailandia e Indonesia. En el año 2015, se cumplía el décimo aniversario de nuestra boda y el vigésimo desde que nos conocimos. […]