Viaje a Indonesia (Java, Bali y Lombok)

Monumento al renacimiento africano en Dakar, Senegal
Dakar y la Isla de Gorée, Senegal
Templos de Prambanan en Yogyakarta, Indonesia
Yogyakarta y los Templos de Prambanan, Indonesia (Java)
Mostrar todo

Viaje a Indonesia (Java, Bali y Lombok)

Java, Bali y Lombok en Indonesia.

Habíamos oído tantas veces a lo largo de nuestras vidas hablar de Bali como destino paradisíaco, pero casi no sabíamos ni colocarlo en el mapa. Sabíamos que quedaba en la otra parte del mundo y muy pero que muy lejos. Y por cosas del destino en el verano del 2012 estábamos camino de Indonesia para comprobar in situ si era cierto eso que tantas veces habíamos oído.

Debido a mi pasión viajera, uno de los recursos para mis regalos de cumpleaños suelen ser libros o guías de viaje. Esta vez, por suerte, cayó en mis manos la guía de Lonely Planet de Indonesia. Y nada más abrirla y echarle un rápido vistazo, supe que ese destino tenía que ser de los siguientes en nuestra lista. Me puse a trastear por internet a ver sobre cuanto andaban los vuelos y ninguno bajaba de los 800 € y saliendo desde Madrid, lo que casi se nos ponía en 3.000 € sólo por salir de España.

Pero con mi guía en la mesilla, y noche tras noche leyendo sobre esos maravillosos lugares que se escondían en ese país tan lejano compuesto por más de 17.000 islas, mi imaginación no hacía más que «volar» y «disfrutar» de algo que no parecía que fuera a ser posible.

Teníamos una ventaja de la que no nos habíamos percatado, y era que Noa sólo tenía año y medio, con lo que no pagaba billete entero sino sólo las tasas de aeropuerto. Así que volvimos a mirar y esta vez con Emirates encontramos para el mismo agosto los billetes a 700 €, así que nos liamos la manta a la cabeza y decidimos tirar para adelante.

Plan de Viaje

Ya con los billetes en la mano, tocaba planificar un poco la ruta que haríamos y las cosas que nos gustaría ver. El vuelo principal era a Jakarta, pero como había leído que tampoco era nada del otro mundo, cogimos otro vuelo seguido que nos llevara hasta Yogyakarta. La compañía era Batavia Air (ya desaparecida) y nos salieron los 4 pasajes de sólo ida por 100 €, bastante bien de precio.

En Yogya, veríamos los maravillosos templos hindúes de Prambanan y el monumento budista más grande del mundo, Borobudur. De allí subiríamos, aunque no sabíamos como, hasta Semarang y Jepara, para tomar un barco que nos condujera a las casi desconocidas islas Karimunjawa.

Tras unos días de descanso en el paraíso, volveríamos a Semarang para coger un tren nocturno que nos acercara hasta Malang previo paso obligatorio por Surabaya. Aquí, veríamos unos de los muchos volcanes activos que hay en esta parte de la tierra, el Bromo. Y poco a poco iríamos hasta la costa este de Java, para llegar a Banyuwangi donde cogeríamos el ferry hasta Bali.

Una vez en Bali, recorreríamos la isla durante una semana y de nuevo cogeríamos un ferry para cruzar a la no tan conocida isla de Lombok. La idea principal había sido terminar el viaje en Bali, pero casualidad un amigo había estado por la zona unos meses antes y nos recomendó que no dejáramos de visitar Lombok, así que sin dudarlo le hicimos caso y la incluimos en nuestros planes, algo que después constataríamos como un maravilloso acierto.

Para finalizar la experiencia, volveríamos a Bali y de allí cogeríamos un vuelo hasta Jakarta, desde donde comenzaría el triste regreso a casa. Este vuelo lo cogimos también con Batavia Air y nos salió por 200 € los 4.

Aunque esta era la idea original, al final y como en todos nuestros viajes, algunas cosas cambiaron y en general para mejor. Así que nada como seguir leyendo las entradas del blog para ver las innumerables anécdotas y situaciones que vivimos en este maravilloso país 😉

 

Datos prácticos

Aunque Indonesia abarca una extensión muy grande, en general la mejor época para ir respecto al clima, es el verano de aquí. Es la temporada alta y os encontraréis más gente, pero también te aseguras casi el sol a diario. Hasta el año pasado era necesario visado para entrar en el país. Se adquiría en el aeropuerto, pero ahora lo han quitado para estancias de menos de 30 días. Mucho cuidado si entráis por alguna ciudad que no es muy turística porque igual os lo quieren hacer pagar, no por jetas sino por desconocimiento. Nosotros la segunda vez que estuvimos (ya que en la primera todavía era obligatorio el visado), al entrar por Medan en Sumatra, el funcionario de turno nos lo pidió, le dijimos que ya no era necesario y tras más de 10 minutos de hablar con otros funcionarios nos dejó pasar.

Respecto a las vacunas, no hay ninguna obligatoria, pero sí que te recomiendan Hepatitis B y Tifus. En cuanto al temido mosquito de la malaria, mucha gente opta por tomar pastillas. Nosotros en ninguno de los dos viajes lo hicimos, ya que leyendo muchos de sus posibles efectos secundarios, decidimos que lo mejor era una buena protección natural. Esto queda a la elección de cada uno claro está. Si es cierto que al amanecer y al atardecer, sobre todo en las zonas boscosas y las menos turísticas, hay una gran cantidad de mosquitos. Eso no quiere decir que sean todos portadores de la malaria, porque a nosotros nos picaron muchos a pesar de las protecciones y no cogimos la enfermedad. Con un poco de repelente, pantalones y mangas largas al atardecer y amanecer, los típicos inciensos antimosquitos del sudeste asiático y una buena mosquitera, hemos conseguido sobrevivir. Se veía a mucha gente, sobre todo los que eran más blancos de piel que estaban literalmente acribillados a picadas.

De todas maneras para esos temas, lo mejor es echar una ojeada a la página del Ministerio de Asuntos Exteriores, MAEC.ES, en la que lo explica todo bastante bien.

En el tema económico, Indonesia es un país barato en general. Dependiendo de zonas más o menos turísticas, los precios varían bastante, pero en líneas generales es muy económico. Una buena habitación de hotel con desayuno incluido la puedes encontrar por 30 €. La comida a una media de 5 € con postre y refresco. Si quieres cerveza súbele 1€ y medio más. Para los desplazamientos largos hay muchas aerolíneas de bajo coste, y por carretera hay buenos autobuses que hacen las rutas más tradicionales. En ciudad un trayecto corto en tuk-tuk, no te subirá más de 1 €. Todos estos precios son relativos, porque en todo, todo, todo, hay que regatear y negociar muy fuerte, sin tener miedo a creer que le estás bajando mucho, ya que te inflan los precios sólo por verte extranjero.

Y en el transporte, hay que armarse de mucha paciencia, ya que los horarios siempre son muy relativos. Los desplazamientos se alargarán mucho más de lo que creemos, dependiendo de la isla por la que nos desplacemos y sus infraestructuras.

En cuanto a la seguridad no tuvimos ningún tipo de problema. Como en todos los países del mundo hay que andar con cuidado en determinadas zonas, sobre todo en las capitales. Pero no vimos el más mínimo problema en ningún lado. En todo lo relacionado con el turismo habrá el jeta y el que va de listo, pero eso es algo con lo que hay que contar en todas las partes del mundo.

En resumen, disfrutaremos de un fantástico país, con unos paisajes increíbles, unas islas sacadas del mejor catálogo de sitios paradisíacos y unas gentes entrañables. Y aunque el idioma pueda parecer una distancia insalvable, enseguida nos daremos cuenta de lo cercanos que son y de lo rápido que intentan ayudarte en cualquier momento.

 

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.