Vuelta a Morón y Ciego de Ávila – Cuba

Baño en Playa de Cabo Guillermo
Cayo Coco y Cayo Guillermo – Cuba
Mapa de Ciego de Ávila a Trinidad pasando por Santa-Clara, Cuba - Viajes Ikertanoa
De Ciego de Ávila a Santa Clara y Trinidad – Cuba
Mostrar todo

Vuelta a Morón y Ciego de Ávila – Cuba

Banco en Morón, Cuba - Viajes Ikertanoa

Toca dejar los Cayos y volver con nuestra super scooter a Morón. Una vez allí cogeremos otro camión que nos deje en Ciego de Ávila para dormir y al día siguiente ir a ver el mausoleo del Ché en Santa Clara y llegar hasta Trinidad.

Por la mañana viendo las fotos que Usu había sacado con el móvil, nos dimos cuenta de que la hora que aparecía no era la de los días anteriores, sino una menos. Sin darle mayor importancia nos vamos a desayunar a las 7:00 de la mañana que es cuando abren. Con la intención de aprovechar bien la mañana con un poco de playa ya que hoy toca dejar los Cayos. Al entrar vemos que ya hay bastante gente. Pues sí que está madrugadora la gente hoy…… Llenamos el buche con el rico buffet y nos vamos en moto a la playa del campismo. La idea era volver a disfrutar de la paradisíaca Playa Pilar, pero con nuestra super scooter era una salvajada meterse otras dos horas.

Las playas en Cuba son todas públicas, así que aunque no nos hayamos podido quedar a dormir en el campismo, sí que podemos hacer uso de ella. No había prácticamente nadie, ya que era lunes. Dejamos la moto al lado de la playa. Nada más parar, aparecen miles de mosquitos de la nada y vienen a por nosotros como locos. Creyendo que era por la zona de hierba en donde la había dejado, la voy a cambiar de sitio, y al mirarle a Usua que ya se había bajado, le veo toda la espalda y los pantalones llenos de mosquitos. tenía tal cantidad de ellos que casi ni se distinguía el color de la camiseta. Me miro las piernas y yo estaba exactamente igual, pero lo malo es que iba en traje de baño. Salimos a toda leche de allí y le preguntamos a un chico con el que nos cruzamos q ver que es lo que pasa. Nos comenta que es algo normal cuando no hay nada de viento. Que los mosquitos vienen de la zona arbolada y donde hay agua estancada y no se puede hacer nada. Nos fijamos en sus brazos y estaban machacados. Cogemos la moto y salimos pitando de allí. Puede parecer muy de Bilbao lo que acabo de decir, pero para nada, en mi vida había visto tal cantidad de mosquitos que además te venían al cuerpo directos sin ningún tipo de miedo. Después de esto, decidimos volver al hotel a disfrutar de la piscina hasta la hora del check-out.

Cuando estábamos bañándonos, le pedimos la hora a uno de los trabajadores. Efectivamente era una hora más tarde de lo que creíamos nosotros. Es decir ahora había 5 horas de diferencia con España en lugar de 6. Casualidad habían cambiado la hora ese fin de semana, con lo que llevábamos un par de días haciendo todo una hora más tarde de lo que creíamos.

Vamos a la habitación, recogemos todo, una duchita y a la moto rumbo a Morón a devolverla. Por el camino vemos unas cuantas bandadas de flamencos. Nos quedamos alucinados viendo como volaban y las formaciones tan chulas que hacían.

Llegamos a Morón y mientras Usu se queda en la plaza del pueblo mandando unos cuantos mensajes, yo me acerco a devolver la moto. Todavía nos quedaba más de medio día de alquiler, así que intento que me devuelva la parte proporcional, pero no hay tu tía. Con eso de que la empresa es del señor Fidel, no hay nada que se pueda mover. Vamos a la estación de autobuses que está prácticamente al lado y según llegamos salía un camión hacia Ciego de Ávila. 5 CUP. Esta vez el viaje fue bastante mejor, porque había menos gente y pudimos elegir los asientos de atrás.

En una hora estamos en Ciego de Ávila. Aprovechamos que pasamos por delante de la parada del Viazul y nos bajamos para intentar coger los billetes para mañana a Santa Clara. Hacemos la cola pertinente y cuando nos toca nos dice que no es posible reservar más asientos, ya que el sistema sólo le deja reservar 25 asientos por internet, pero nos asegura que hasta Santa Clara no tendremos ningún problema y que estemos el día siguiente una hora antes de la salida. No muy convencidos aunque resignados porque no se puede hacer otra cosa, vamos en busca de alojamiento. Todos los taxistas a la salida de la estación te ofrecen de todo lo que quieras. Si les pides que quieres una hamaca con un mojito mientras Elvis te canta una ranchera, seguro que dicen que también lo pueden conseguir. Pasamos de largo y en un puestito de bebidas nos tomamos un par de refrescos. Todo muy casero. Botella de 2 litros estilo ulifresh, y vaso de cristal a rellenar. 2 CUP cada uno. Allí mismo la chica nos dice por donde podemos encontrar alojamientos. Según se sale de la estación, se cruza la carretera y en la primera calle a mano izquierda hay unos cuantos alojamientos seguidos. Son casas particulares que es lo que estábamos buscando nosotros. Están señalizadas con un cartel como si fuese un I mayúscula.

En el primero que vemos no hay nadie, y en el segundo lo tienen lleno, pero nos acompaña a la parte de atrás, donde tiene una amiga que también alquila. Estamos más de 5 minutos llamando a la puerta, al timbre, chillando, ……., hasta que aparece la dueña toda sobada. Se ríe y nos dice que no nos había oído que estaba al fondo de la casa, ya ya…. Nos pide 20 CUC por dormir, pero al ofrecerle 15, nos dice que sí sin problemas. La mujer que nos había llevado se sonríe y nos dice: «Habéis tenido suerte, porque los que están durmiendo en mi casa están pagando 25, y yo soy muy dura regateando».

La habitación es muy bonita. Tiene una cama de 1,35 un tanto incómoda, una televisión de las de toda toda la vida, ya que no tenía ni mando a distancia, y sólo se veía un canal con más niebla que Londres en los años 80. El baño era bastante grande y muy decorado y principalmente, estaba todo muy limpio. Recomendable 100%, aunque el nombre ni idea porque no lo ponía.

Dejamos todo y vamos a dar una vuelta por el pueblo y a sacar dinero que el que habíamos llevado y cambiado el primer día ya se había finiquitado. El centro del pueblo queda siguiendo recto la calle de los alojamientos, hasta un semáforo. Una vez allí se gira a la izquierda y en menos de 200 metros está la plaza del pueblo. Sacamos 400 CUC y nos cobran 12 de comisión. Con esta comisión, tal vez sea mejor llevar dinero e ir cambiando, pero nosotros sólo teníamos la tarjeta, así que no quedaba otra. La pega del dinero en efectivo, es que llevando mucho encima, no vas a estar tranquilo en ningún momento.

Allí mismo, en la plaza del pueblo, volvimos a ver sólo coronillas, con lo que dedujimos que no debía andar muy lejos un Etecsa, como así pudimos comprobarlo más tarde. Hay una zona peatonal que es muy bonita, con unas cuantas tiendas a los lados, pero que cierran a las 17:00, así que no pudimos ver nada. Es el primer sitio en el que vemos muchos indigentes y unos cuantos tipos con bastante pinta de trapicheros. Pero aún así la sensación de seguridad es total. Entramos a un local con un rico aire acondicionado y nos metimos un par de cervezas cada uno entre pecho y espalda pero casi de trago. 1 CUC cada una.

Vuelta a la zona del alojamiento a cenar, unas pizzas, unos bocadillos y un par de cervezas por 7 CUC. Y mientras estábamos tranquilamente cenando, se nos sientan dos chicos al lado. Eran unos de los tantos que nos habían intentado vender un taxi cuando salimos de la estación. Charlamos un poco de donde éramos, que tal el país, la gente, ….. pero en seguida derivaron la conversación otra vez al taxi, para llevarnos hasta Santa Clara. Cuando se dieron cuenta que iba a ser imposible convencernos, se despidieron dejándonos unas galletas para probar echas de cacahuetes que estaban muy ricas.

A la habitación. Usu se queda dormida según toca la cama, pero yo aprovecho a ver una peli en la tablet que no tengo sueño. El puente de los espías, de Tom Hanks, muy recomendable.

B.F.F.F.

Viajes Ikertanoa
Viajes Ikertanoa
VIAJES IKERTANOA, para viajeros independientes. Asesoramiento e información para viajes independientes destinado a quien quiere conocer el mundo tal y como es. Asesoramiento integral en tus viajes para que viajes como te gustaría. Si quieres viajar diferente pero te surgen un montón de preguntas, no sabes por dónde empezar a configurar tu viaje, si no estás seguro de qué visitar o dónde dormir y comer, te asesoramos desde antes de empezar el viaje hasta tu regreso. Asesoramiento técnico, cultural y legal para viajes. También podemos organizarte el viaje al completo, desde el inicio hasta tu regreso.